(1) 645 9232 / (321) 364 4709

La quiropraxia se fundamenta en el concepto de subluxación, entendiendo como tal el desplazamiento de una articulación a consecuencia del estiramiento de los tejidos blandos. Conviene señalar que esta definición difiere de la que se realiza en Medicina, ya que en este caso la subluxación se limita a una pequeña separación de las dos superficies articulares. No obstante, según los quiroprácticos esta alteración de la mecánica articular no solo reduce su movilidad, sino que además es la causa de todas las enfermedades.

 

Para la quiropraxia, algunos trastornos habituales están causados por problemas estructurales de la columna vertebral, concretamente por el desplazamiento de alguna vértebra, causando la compresión de la médula espinal y las raíces nerviosas que salen entre las vértebras. Este pinzamiento de los nervios no sólo ocasiona un dolor irradiado a la zona del cuerpo comprometida, sino induce un desequilibrio químico del organismo causando la perdida de capacidad física, emocional e intelectual.

Algunos de estos trastornos habituales son:

  • Dolor de espalda.
  • Lumbago.
  • Ciática.
  • Dolores de cabeza.
  • Colon irritable.
  • Gastritis.
  • Dolores de brazos, hombros y piernas.
  • Angustia.
  • Agotamiento físico.
  • Vértigo y mareos, etc.

La quiropraxia trata de restituir a suposición normal las vértebras desplazadas y de este modo tratar las enfermedades que la subluxación puede producir. El terapeuta explora con los dedos la columna vertebral para identificar el lugar donde se ha producido el pinzamiento nervioso y subsana el desplazamiento de la vértebra mediante una ligera presión. Se requieren varias sesiones para eliminar completamente la presión sobre el nervio y, como consecuencia, las tensiones existentes en los tejidos adyacentes, reestableciendo el flujo normal de energía.